Agosto. Por qué es el mes de la «asfixia fiscal» según los contadores

Agosto. Por qué es el mes de la «asfixia fiscal» según los contadores

Presentar y pagar las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales del período fiscal 2019, más el pago de los anticipos de los mismos gravámenes del período fiscal 2020 convirtieron a agosto como un mes de “asfixia fiscal”.

Al menos así lo manifestó la periodista Sofía Diamante en su artículo publicado en La Nación, donde explicó que en una semana, casi 2 millones de contribuyentes tuvieron que hacer frente a estas cargas fiscales.

El patrimonio de las personas se ve afectado porque los rendimientos y las ganancias cayeron

Consultado al respecto, nuestro CEO, Iván Sasovsky, destacó que «independientemente de que existe una oportunidad para que esta situación de asfixia no se dé, claramente el vencimiento de la declaración jurada más el vencimiento del anticipo, que justamente no se prorrogó, hace que sea ridículo el impuesto que se genera, sobre todo porque los anticipos prevén tanto para Ganancias como para Bienes Personales que la base imponible se mantendrá en el año siguiente».

Y agregó: «Teniendo en cuenta que este es un año de pandemia, para 2020, claramente el Gobierno podría estipular una base de cálculo de anticipos totalmente distinta, teniendo en cuenta que tanto el patrimonio de las personas se ve afectado porque los rendimientos y las ganancias cayeron».

Si querés leer el artículo completo, hacé clic aquí.