El Gobierno liquida la reforma de Macri y grandes empresas vuelven a pagar 35% de Ganancias

El Gobierno liquida la reforma de Macri y grandes empresas vuelven a pagar 35% de Ganancias

El Gobierno nacional impulsará una modificación en la Ley del Impuesto a las Ganancias que echará por tierra la última reforma realizada durante la presidencia de Mauricio Macri.

El cambio apunta a reemplazar la alícuota única que recae sobre las sociedades por una escala con tasas que van del 25 al 35 por ciento, al que se le suma un 7% por la distribución de dividendos (cuando ocurra).

La Argentina no puede darse el lujo de ahuyentar inversiones

Al menos así lo explicó el periodista Agustín Szafranko en su artículo para El Cronista, donde consultó con nuestro socio fundador, Iván Sasovsky, sobre el proyecto que impulsa el oficialismo.

Al respecto, planteó que esta modificación atenta contra la formalidad e incentivará a las empresas a facturar lo menos posible para pagar una alícuota menor, un fenómeno que en el mundo tributario se denomina “enanismo fiscal”.

“Es una marcha atrás respecto a la reforma de Macri, en un contexto en el que la Argentina no puede darse el lujo de ahuyentar inversiones”, sostuvo y remarcó que sería la tasa más alta del impuesto en la Historia.

“Es totalmente regresiva”, resaltó y explicó que la medida “se da en un momento complicado en el que hay muchas empresas que no están ganando”.

Genera una situación de inseguridad jurídica, que cada dos años se suban los impuestos que a veces equivale al margen de ganancias de una compañía. La Argentina tendría que sobreactuar el fomento a las inversiones, este tipo de medidas son festejadas en Uruguay”, concluyó.

La nota completa, aquí.