El Gobierno ya suspendió casi todos los beneficios de la última reforma que bajaba los impuestos

El Gobierno ya suspendió casi todos los beneficios de la última reforma que bajaba los impuestos

En el 2017 el Gobierno del entonces presidente Mauricio Macri llevó adelante una reforma tributaria que se caracterizó por cambios dirigidos a la reducción de la carga impositiva.

No obstante, el Gobierno actual realizó un camino inverso. Al menos así lo manifestó el periodista Martín Kanenguiser en su artículo para Infobae donde consultó a nuestro socio fundador.

Iván Sasovsky sostuvo que “la reforma del 2017 buscaba alinear la Ley de Ganancias a los cambios que se produjeron en el mundo, incorporando cuestiones como el BEPS, o algunos cambios relacionados con el avance de la tecnología y de los negocios”.

“Ese fue, sin dudas, el gran acierto de aquella reforma. No obstante, fue insuficiente porque no estuvo acompañada de los incentivos necesarios para lograr atraer inversiones”, aclaró.

En este sentido, opinó que “el sistema tributario argentino necesita ser modificado para atraer inversiones, porque está compitiendo con otros que tienen grandes ventajas comparativas, como el de Uruguay, que estableció unas vacaciones fiscales de 10 años para quienes quieran invertir allí”.

Y concluyó: “Las reformas del 2017 se diluyeron, sobre todo, porque hoy el peso perdió su valor. Al perder el valor la moneda, los impuestos se relativizan, la presión fiscal recae sobre quienes no pueden ajustar y todo termina perjudicando a quienes menos tienen”.

La nota completa, aquí.